Remedios caseros depresión

La depresión es una afección emocional que tiene diversos síntomas como cansancio, problemas para dormir, tristeza, desgano, mal humor, falta de apetito, pesimismo, dejadez física, llantos, falta de concentración, aislamiento, entre otros. La depresión puede ser leve o más grave donde la persona llega a perder las ganas de vivir e incluso tener intentos de suicidio o de dañarse físicamente. Ante esta patología es vital la consulta al médico para que sea controlada y evitar que empeore.

depresion remedios caseros

Seguir un tratamiento para la depresión puede incluir terapia o ayuda psicológica, medicación y técnicas de relajación entre otras. Se puede complementar el tratamiento prescripto por el médico con un remedio casero para lograr mejores resultados.

Algunos remedios caseros para la depresión son:

– Comer una barrita de chocolate puede ayudar a mejorar el estado de ánimo. No se debe abusar para no engordar o que suba demasiado el azúcar,
– Tomar todos los días 2 cucharaditas de levadura de cerveza es positivo para mejorar los estados depresivos.
– Se puede preparar una bebida con el jugo de 2 limones y colocarlo en un vaso de agua y luego agregar 1 cucharada de semilla de chía y mezclar.  Se puede beber 2 veces al día.
-Agregar en las ensaladas 2 ajos picados es muy bueno para combatir la depresión.
– La hierba de San Juan posee cualidades similares al Prozac pero es más natural que este remedio. Se prepara una infusión con 1 cucharadita de las flores de la hierba de San Juan en una taza con agua caliente. Se puede tomar 1 o 2 tazas al día.
– La hierba melisa es también muy buena para las personas con estados depresivos. Se puede preparar una infusión con 1 cucharadita de hojas de esta planta por cada taza de agua. Se pueden beber hasta 3 tazas al día.

La depresión es una afección que debe ser tratada para que no se agrave aun más. Para combatir la depresión se necesita de la ayuda de amigos, familiares y ayuda médica para la recuperación de quien padece este problema.  Los remedios caseros pueden colaborar y ayudar a las personas a salir de estos estados pero nunca hay aunque abandonar el tratamiento convencional prescripto por el médico.